Blogia
atravesdelespejo

Dragones internos y otras mitologías

Dragones internos y otras mitologías En la parte baja de la espalda tengo tatuado un dragón. (He buscado una foto para ponerosla pero no la encuentro). El principal motivo por el cual me tatué un dragón y no otra cosa, es que me encantan estos seres y todo lo que rodea a su historia. Esto es un poquito de historia de esos dragones. (Por cierto, mi dragón es negro y según la mitologia eso significa que es malvado, aunque el mio parece muy bueno)
LOS DRAGONES
Hubo un tiempo en que la humanidad creyó en la existencia de dragones con tanta certeza como la que hoy tenemos de que hay tiburones. El dragón era monstruo fabuloso en forma de reptil, de las leyendas y la mitología orientales, parecido al cocodrilo y al que se representa con alas, garras grandes, cola de serpiente y aliento de fuego. En el antiguo Oriente Próximo, el dragón simbolizaba el mal y la destrucción. Esta idea se encuentra, por ejemplo, en Enuma Elisha, epopeya mesopotámica escrita hacia 2000 a.C. Uno de los protagonistas de la leyenda es la diosa Tiamat, dragón que personifica los océanos y comanda las hordas del caos y cuya destrucción era condición previa para crear un universo ordenado. Según los egipcios, Apohis, dragón de la oscuridad, era expulsado cada mañana por Ra, el dios sol.
En las sagradas escrituras hebreas, el dragón representa la muerte y el mal. Los cristianos heredaron la idea hebrea del dragón que aparece en la principal literatura terrorífica de la Biblia, sobre todo en el Apocalipsis, y en otras tradiciones posteriores. En el arte cristiano, el dragón simboliza el pecado y como tal aparece aplastado bajo el pie de santos y mártires simbolizando el triunfo de los cristianos sobre el pecado y, por lo tanto, sobre el paganismo. La leyenda de san Jorge y el dragón ilustra claramente este significado.
En la mitología clásica, se asocia el dragón con un guardián. El de Ladon protege las manzanas de oro en el jardín de las Hespérides, papel que reaparece en los romances medievales, donde los dragones custodian, con frecuencia, doncellas cautivas. Los griegos y los romanos creían que eran capaces de entender, y transmitir a los mortales, los misterios del mundo.
Ambos aspectos del dragón, tanto el favorable como el que inspira terror, se entremezclan en el folclore de las tribus paganas del norte de Europa. En el Cantar de los Nibelungos, Sigfrido mata a un dragón y se hace invulnerable al untarse su sangre por el cuerpo. Uno de los principales episodios de Beowulf también narra el combate con un dragón. Los antiguos escandinavos adornaban la proa de sus naves esculpiéndolas en forma de dragón. Entre los conquistadores celtas de Bretaña era un emblema heráldico, símbolo de la soberanía, y durante la ocupación romana del siglo I a.C. se convirtió en un estandarte militar. También aparece en los escudos de las tribus teutonas que más tarde invadieron Bretaña y, hasta el siglo XVI, se veía en los estandartes de batalla de los reyes ingleses. Forma parte del escudo de armas de muchas casas nobiliarias europeas.
El dragón en la mitología oriental
En la mitología de varios países orientales, sobre todo en China y Japón, el dragón representa el poder espiritual supremo y es el símbolo más antiguo y más ubicuo del arte oriental. Los dragones representan el poder terrenal y celestial, el conocimiento y la fuerza. Viven en el agua y proporcionan salud y buena suerte y, según la creencia china, traen la lluvia para las cosechas. El dragón de los tradicionales desfiles chinos de Año Nuevo repele los malos espíritus que podrían echar a perder el año que se inicia. El dragón de cinco garras se convirtió en el emblema imperial chino; el de cuatro es el dragón normal, y el japonés tiene tres garras.
En la mitología hindú, Indra, dios del cielo y de la lluvia, mata a Vitra, dragón de las aguas, para liberar a la lluvia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

teresa -

ola pues yo adoro los dragnes pues tengo muchos dibujos echos x mi de dragones, ese esta bueno, pero prefiero tenerlos tatuados, asi los yebo adonde sea y cuando sea, bueno los dejo akii..

adiosss

mymuerte_oscura@hotmail.com

amatega -

yo tengo dos dragones en el tobillo derecho y me encanta.
no todo lo que se dice de estos animales es malvado y oscuro. A ver si encuentro un libro de simbolos que tengo y os cuento lo que dice de ellos.


gary -

mui por el contrario
el dragon existio en la era de los dinosaurios y kon la existincion de los dinosaurios se extingio el dragon terrestre aquel que volaba y escupia fuego pero no se extingio el dragon marino despues de musho tiempo despues evoluciono y iego nuevamente ala tierra y vivio hasta la edad medieval 600 años aproximado atras en el siglo 15 y fue qe el hombre extingio los dragones los corrio de su habitad y los ievo a las kumbres donde no avia komida y fue komo de poco fueron extingiendose estos seres maravillosos.

Jo -

Que buena onda!

siempre me fascinaron los dragones.

Muy interesante todo lo que aqui se ha dicho

Andres -

Ahora dime?? te gustan mas los dragones orientales o los dragones occidentales... es una buena pregnta.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Nathaly -

Me parece que estas un poquito absorvida en este mundo de fantasia como son los dragones y eso me encantó. Sobre la historia de ellos, algo que no tenia idea, me gustó mucho, quede totalmente facinad, de verdad que te felicito y yo tambien quiero tatuarme un dragón en mi espalda, el tuyo es grandioso, pero estoy buscando mi dragón ideal, aquel que esta en mi mente, y hasta el dia de hoy no he podido encontrar,es raro sí;pero asi es como lo quiero.

Silverfang -

Guau, que padre un dragon en la espalda,yo adoro a los dragones

Dragonfly -

Un dragón en la espalda... que sensual... Un besito para tí y para tu dragón

Nanashi -

Hagamos un pequeño apunte. Decir antes que la información que has colgado es la hostia. Te lo has currado muchacha ;)

Decir que los dragones, al menos los conocidos en occidente, son la suma de los animales que mas miedo han dado siempre a la gente. Hay que ver que partes conforman un dragón: la cabeza es de lagarto, animal que no goza de demasiada simpatía (al menos por lo que he podido observar), el cuello y la cola simulan una serpiente (otro animal vilipendiado por la humanidad) y las alas membranosas, como las de un murcielago (que decir de estas pequeñas ratas volantes xD). A todo esto le sumamos que sea algo grande (como un elefante, que siempre han dado respeto) et voilà, tenemos un bicho grande y atemorizador.

Ahí queda mi comentario. Sed felices y a pasarlo bien.

pedrogonzo -

sí, yo actúo tb en la obra. espero no tener que aprenderme de memoria todo lo que has escrito sobre los dragones, aunque está genial.

Patch -

Yo estoy haciendo una obra de teatro de dragones, estrenamos en noviembre, ya te avisaré para que te pases. Un saludo!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres