Blogia
atravesdelespejo

A través del espejo

A través del espejo Esta es Marta.
Marta y yo vivimos juntas. Bueno, no exactamente juntas. Ella vive en la casa del otro lado del espejo. La veo de vez en cuando, pero la conozco como si fuera yo misma.
Marta es una chica simpática, agradable, aunque a veces viene a verme cuando se enfada. Debe creer que soy una especie de terapia.
A veces la veo llorar. Yo intento consolarla, pero no sirve de mucho, casi nunca me hace caso. Me gusta mas verla reir. Cuando me mira y le entra la risa incontrolable pienso en lo genial que es cuando quiere.
Marta es dulce, aunque le cuesta demostrarlo. A mi me lo demuestra a menudo, pero hay gente que se queda con la primera impresión de ella y no ve mas allá de una superfície. Marta a veces es un poco payasa. Se pone delante mio y pone caras, hace gestos, imita a gente. A veces me mira y se imagina rubia, se imagina mas alta, se imagina mas guapa, se imagina menos guapa. A veces baila delante mio, se desnuda delante mio, se mira las cicatrices, observa su cuerpo. Yo lo observo y me gusta. Marta tiene un cuerpo bonito. Aunque a veces ella piensa lo contrario, yo creo que es bella. Ella ignora que tambien lo es por dentro.
A veces, cuando el mundo no se porta bien con ella, Marta viene a verme. Unas veces llora y me pide consejo. Otras veces tan solo se queda mirándome a los ojos largo rato. Cuando las cosas no van bien, Marta suele encerrarse en si misma y en ocasiones ni siquiera me cuenta a mi qué es lo que le sucede. Ultimamente intento ayudarla a corregir su aislamiento.
Cuando Marta quiere estar sola del todo se aleja lo más posible de mi.
Otras veces, Marta no se porta bien. Yo se lo digo, por las noches, antes de ir a dormir. Reacciona de maneras diferentes. Unas noches me manda un beso, me guiña un ojo, y me promete no volver a hacerlo. Otras veces se queda triste y reconoce que tengo razón, que no debería haber hecho algunas cosas y se va a dormir preocupada. Y no puede dormir. Hay veces incluso que no le importa lo que ha hecho mal, pero solo cuando son tonterias.
Marta viene a verme siempre que el mundo no sabe verla a ella. Porque sabe que yo lo se todo de ella, aunque a veces eso le haga desconfiar de mi. Se tanto de ella que me resulta muy fácil atacarla.
Marta es una buena chica pero no siempre se porta bien. Marta tiene gustos interesantes, pero tambien gustos simples. Es una chica alegre, o al menos solía serlo, cuando las cosas no estaban tan torcidas. Se pasa el dia haciendo chistes malos. A Marta le gustaría ser siempre feliz, pero sabe que así también se perderia muchas cosas.
A Marta lo que le gusta es hacer feliz a la gente que tiene alrededor.
Algunas veces no se distinguir la realidad. Hay veces que pienso que Marta no es más que un reflejo de mi misma, que no es una persona real, que no vive en la casa del otro lado del espejo. En otras ocasiones pienso que yo soy el reflejo, que ella es la Marta real de carne y hueso, y yo solo una habitante más de su mundo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Dragonfly -

precioso, me he emocionado mientras lo leia... me encanta...
No te conozco, pero deseo con toda mi alma que sonrias, que seas feliz...
Yo también tengo un reflejo, mi lado oscuro, mi lado más impulsivo, más brusco, más timido, más lloroso...
Un beso muy muy fuerte....

friqui -

-¡Ñooo! ¡Ñooooo! Deeebeeesh macharlaaa, preciossso...
Marcha esh malla, malla!
Te robaráaa tu almaaa deshde el otro lado del eshpeeeejoooo joo joollum!
-¡Smirnoff calla cojones!
-Pero ell amo, ell eshpejo...
-¡Que achantes ya pesaoo!

Goiz -

Precioso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Monsieur James -

Excelente trabajo. Tiene la simplicidad de un reflejo.

Te felicito sinceramente.

Caronte -

Cuando la gente ve agonizar a un toro en la arena, lo llama arte...

Crash_O -

Qué maravilla literaria, xD! Está genial lo que acabas de escribir, : ) Felicidades.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres