Blogia
atravesdelespejo

Happy Diwali

Happy Diwali

8/11/2007

Nuestro paso por Jodhpur fue breve, sin embargo, hemos quedado maravillados por el Mehrangarh, la fortaleza de esta ciudad que se erige sobre la Montana de los Pajaros. Mehrangarh parece surgida de las entranas de una novela de Tolkien y hasta los nombres y leyendas que evoca la fortaleza me parece haberlos leido en El Senor de los Anilllos: el reino de Marwar (La Ciudad de la Muerte), el clan de los Rathore, el sacrificio ritual del sati, ... Mehrangarh se alza imponente y fantastica sobre un mar cubista de casas azules, no en vano esta ciudad se llama La Ciudad Azul.
Despues de Jodhpur nuestros pasos se dirigen hacia Ranakpur, que no es una ciudad, sino un valle rodeado de frondosas montanas, con monos descansando perezosos en los arboles, con pueblos cuyas existencias parecen detenidas cientos de anos atras. En este valle se encuentra el Templo de Adinath, el templo jainista mas grande de la India. A pesar de que el paisaje es maravilloso y podria quedarme varios dias alli, en plena naturaleza, alejado del bullicio y el caos de las ciudades indias, fumando charas a la sombra de los arboles, solo nos quedamos un dia, y reemprendemos la marcha todavia mas al sur, hacia Udaipur.
LLegamos ayer a Udaipur, una ciudad que se encuentra rodeando dos grandes lagos, en medio de montanas deserticas que se cubren de niebla al amanecer. Dicen que Udaipur es la ciudad mas romantica de la India, y esta claro que hay en ella una especie de serenidad que supongo inspira el agua quieta de los lagos. En Udaipur ademas, la gente esta acostumbrada al turismo, y son simpaticos y colaboradores, y no demasiado estresante. El casco antiguo esta repleto de restaurantes y hoteles con azoteas que, sobretodo por la noche, da gusto tomarse un chai viendo las luces de la ciudad reflejadas en el agua. Lastima que nuestro hotel es oscuro y decrepito, por otra parte, por toda la ciudad hay tiendas de estilo occidental y hoteles de lujo. Aqui nos damos cuenta que nos gustaria disponer de mas dinero, pero nuestro presupuesto ahora mismo es bastante ajustado. Dejamos para otro viaje la compra de pashminas y plata, que en Udaipur, comparado con Barcelona, esta a precio de saldo. Nos conformamos con pasear por la ciudad, entre calles llenas de encanto, ver la puesta de sol en los gaths del lago o tomar una cerveza rajastani viendo Octupussy, de James Bond, en algunas de las numerosas azoteas del casco antiguo. Pasear por una ciudad india es un asalto tan grande a nuestra forma de vida que es dificil de explicar, creo que solo se puede ver. A veces camino pasmado, intentando retener todo lo que veo, lo que huelo, lo que siento, y ni tan siquiera lo consigo, me basta con esquivar a los vehiculos, a las vacas y bufalos, o no acabar tirado sobre el suelo sin asfaltar despues de haber pisado una gran mierda.
Por cierto, ayer comenzo la fiesta del Diwali, la celebracion del regreso del dios Rama a su reino despues de su victoria sobre el demonio Ravana, una de las fiestas mas importantes del calendario hindu, el inicio del ano nuevo, comparada con nuestra navidad. Las calles de Udaipur estan engalanadas con guirnaldas y bombillas de colores, la gente estrena ropa nueva y estallan cohetes y petardos por doquier. Asi que Feliz Navidad para todos. Nuestra proximo destino: Pushkar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres